World

No es mala idea que reconsideres las metas de ahorro que hiciste en Año Nuevo

¿Recuerdas cuando, en enero, te propusiste gastar menos y ahorrar más en 2023? Según los asesores financieros, el verano puede ser un buen momento para revisar esas metas. Considéralo algo así como un “Año Nuevo en julio”.

Tiene sentido hacer una revisión financiera en este momento, pues aún hay tiempo para hacer ajustes si te estás quedando rezagado con respecto a tu meta, bien sea que quieras crear un fondo de emergencia, reducir la deuda de tus tarjetas de crédito o reanudar tus pagos de préstamos estudiantiles, ahora que la interrupción por la pandemia al fin se terminó.

Pronto se celebrarán muchos eventos que generan gastos como la temporada de regreso a clases (materiales escolares y ropa), Halloween (disfraces y dulces), Día de Acción de Gracias (comida) y las fiestas navideñas (regalos). “Así que este es un muy buen momento para hacer preparativos para los gastos que se vienen más adelante en el año”, afirmó Yanely Espinal, autora del libro Mind Your Money.

Nate Hoskin, planificador financiero certificado en Denver que se especializa en adultos jóvenes, recomienda hacer una “auditoría” personal. Si eso te suena muy parecido a algo que haría el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla en inglés), más bien piénsalo como un chequeo de salud financiera.

Hoskin, que tiene un número significativo de seguidores en TikTok, sugiere hacer una evaluación estricta de las metas que te planteaste al inicio del año. Por ejemplo, quizá querías ahorrar 500 dólares al mes, pero solo has ahorrado 200. “Sé muy crítico y pregúntate: ‘¿Por qué no alcancé esta meta?’”, aconsejó.

¿Estimaste que ganarías más dinero del que has percibido? (tal vez aquel negocio paralelo no fue tan lucrativo como esperabas). ¿O saliste a cenar demasiadas veces? Es posible que la inflación haya elevado tus gastos, pero eso ya está mejorando.

Hoskin recomienda imprimir tus estados de cuenta bancarios y de tarjeta de crédito y usar un marcador para resaltar los artículos “frívolos”, es decir, aquellos que representan dinero que no tenías que gastar.

Para recuperar el terreno perdido, acércate a tu meta de forma gradual. Si ya lograste ahorrar 200 dólares al mes, Hoskin afirma que eso está muy bien. Ahora, intenta ahorrar 250 dólares el mes que viene, luego busca los 300. “Trata de llegar a los 500 dólares mensuales para fines de año”, indicó.

Si tu plan era ahorrar cualquier cantidad de dinero que te quedara a fin de mes —pero nunca parecía sobrarte nada— prueba la estrategia de “ahorrar primero”. Destina de manera automática el 15 por ciento de tu salario a una cuenta de ahorro (tu banco, tu empleador o varias aplicaciones de manejo de fondos pueden ayudarte a configurar esto) y, luego, crea un plan de gastos en torno al dinero que te sobra.

“Cambiar de perspectiva puede ayudarte mucho”, sostuvo Hoskin.

Espinal dijo que también puedes crear el hábito de ahorrar al aportar dinero a tu meta cada semana o incluso todos los días.

Jesse Mecham, fundador de la aplicación You Need a Budget (necesitas un presupuesto), aconsejó que primero hagas una lista —junto con tu pareja, si es el caso— de lo que quieres hacer con tu dinero. ¿Pagar unas vacaciones en el extranjero? ¿Crear un fondo para emergencias?

Luego, Mecham sugirió que revises tus estados de cuenta y te fijes en las transacciones de los últimos meses, esto te llevará unos 20 minutos como máximo. Muchos bancos y tarjetas de crédito categorizan las compras en automático, lo cual te puede dar una idea aproximada de adónde se va tu dinero. Anota todos los gastos que contribuyeron a tus prioridades, pero no te sientas mal por las compras que no lo hicieron.

“Nadie es perfecto”, afirmó.

Con ese conocimiento, dijo Mecham, establece metas para el efectivo en tu cuenta bancaria preguntándote: “¿Qué quiero que haga este dinero hasta que me paguen de nuevo?”. Puedes usar una aplicación de presupuesto o una hoja de cálculo básica para establecer un plan.

Si conoces tanto tu efectivo disponible como tus objetivos, podrás administrar mejor las concesiones, dijo Mecham. En vez de pensar: “No puedo gastar dinero en esto”, puedes decirte: “Prefiero gastar dinero en aquello”.

La meta de pagar la deuda de tus tarjetas de crédito es de particular importancia este verano porque tanto los saldos como las tasas de interés promedio de las tarjetas están elevados. La herramienta gratuita de pago de deuda en línea calculator.net puede ayudarte a ver cuánto más puedes aportar y cuánto tardarás en liquidar el saldo total, aseguró Espinal.

No te estanques en el debate de si debes usar el “método avalancha” —que se centra en pagar primero el préstamo con la tasa de interés más alta— o el “método bola de nieve”, que consiste en liquidar la suma más pequeña lo antes posible para crear una sensación de éxito.

“La mayoría de las personas deberían combinar ambos métodos”, señaló Espinal. Empieza con un pago pequeño para ganar confianza. Luego, para ahorrar más dinero, liquida los pagos de las tarjetas con tasas de interés más altas (paga la tasa más alta y haz pagos mínimos en las otras tarjetas hasta liquidar la deuda de la primera tarjeta).

Elige una fecha específica para tu revisión para garantizar que se realice antes del final del verano, dijo Rob Williams, director gerente de planificación financiera de Charles Schwab. “Apuntarlo en el calendario puede ayudarte a obtener una salud financiera”, dijo.

A continuación, algunas preguntas y respuestas sobre cómo hacer una revisión financiera este verano:

¿Cómo sé si mis retenciones de nómina son correctas?

El verano es un excelente momento para revisar las retenciones —la cantidad de impuestos que se extraen de tu salario— sobre todo si te aumentaron el sueldo o si hubo un cambio importante en tu vida como una boda o el nacimiento de un bebé. Si tus retenciones son muy bajas, es posible que recibas una factura tributaria inesperadamente cuantiosa en abril del próximo año. El IRS cuenta con un estimador en línea donde puedes responder unas cuantas preguntas para saber si debes ajustar tus retenciones. Para hacer modificaciones, presenta un formulario W-4 actualizado con tu empleador.

¿Cómo veo mi historial crediticio?

Revisar tu reporte de crédito, que cataloga tu historial de préstamos, es bastante astuto y lo puedes hacer de manera rápida en línea. Los tres burós de crédito más importantes —Equifax, Experian y TransUnion— ofrecen reportes gratuitos cada semana al menos hasta finales de este año en www.annualcreditreport.com. Si notas algún error, la Comisión Federal de Comercio recomienda que te pongas en contacto con el buró de crédito y el prestamista que proporcionó la información incorrecta.

¿Existen oportunidades especiales para ahorrar dinero al hacer compras este verano?

Muchos estados ofrecen “vacaciones” de impuestos sobre las ventas durante el verano: días o semanas en las que los impuestos de venta estatales se eximen en la compra de ciertos productos, como ropa o materiales escolares. Por ejemplo, Nueva Jersey, cuyo evento de “vacaciones” será del 26 de agosto al 4 de septiembre, ofrece una exoneración fiscal para las computadoras que cuesten menos de 3000 dólares. Algunos expertos fiscales califican estos eventos como trucos políticos, pero siguen siendo populares entre los consumidores. La Federación de Administradores Tributarios muestra una lista de eventos por estado en su sitio web.


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button